sábado, 18 de mayo de 2019

APÚNTATE A CLASE DE RELIGIÓN



Homilía de Juan García para Misas con niños - Domingo 5º de Pascua - Ciclo C - PRIMERAS COMUNIONES

Lecturas: Hch 14, 21-27 Salmo 144 Ap 21, 1-5 Jn 13, 31-35

Hechos: En aquellos días Pablo y Bernabé volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía, animando a los discípulos y exhortándolos a perseverar en la fe, diciéndoles que hay que pasar mucho para entrar en el reino de Dios. En cada Iglesia designaban presbíteros, oraban y ayunaban. Al llegar, reunieron a la Iglesia, les contaron lo que Dios había hecho por medio de ellos y cómo había abierto a los gentiles la puerta de la fe.
Salmo: Bendeciré tu nombre por siempre jamás.
Apocalipsis: Yo, Juan, vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra han pasado, y el mar ya no existe. Y vi la ciudad santa, a la nueva Jerusalén, que descendía del cielo enviada por Dios, y escuché una voz potente del cielo que decía:” Esta es la morada de Dios con los hombres y acampará entre vosotros. Enjugará las lagrimas de sus ojos, ya no habrá más muerte, ni luto ni dolor. Todo lo hago nuevo.
Juan: Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: “Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Hijos míos, me queda poco de estar entre vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado. La señal por la que conocerán que sois mis discípulos será que os amáis unos a otros

SIGNOS QUE VAMOS A UTILIZAR:

Unos zapatitos de bebé, un biberón y un pañal..... y unas botas o zapatos de adulto.
HOMILÍA


  1. Felicidades... ¿Cómo os llamáis? ¿Qué edad tenéis?... felicidades
  2. Con el sacramento de Eucaristía al tomar la primera comunión que hacéis hoy... dais otro paso gigante en vuestro desarrollo como personas y como cristianos.
  3. Hoy vuestros padres y familiares están emocionados... rápido crecen! ¡ os hacéis mayores!
    1. Parece que fue hace unos días cuando vosotros utilizabais estos zapatos.........(Enseñamos los zapatitos de bebé).......¿Os queda a alguno bien estos zapatos? ¿por qué? ….. pues porque habéis crecido.......ya no os caben estos zapatos, ya no tomáis biberón y ya no os ponéis pañal ... eso era en la etapa de bebé, que quedó atrás...
    2. Dentro de muy poco el traje de 1ª comunión os quedará pequeño..........seguro que no os servirá para dentro de 10 años..... ¿por qué? … porque seguiréis creciendo en el cuerpo y en la personalidad. Creciendo en tamaño, en conocimientos, en sabiduría.... en todo.
  4. La fe, también es un proceso de crecimiento, de desarrollo personal, humano y cristiano...
    1. Habéis superado una etapa, pero tenéis que seguir superando etapas... como en los equipos: benjamines, alevines, infantiles, juveniles...... no podemos quedarnos siempre en infantiles...... ni siempre en 5º....
    2. Sería absurdo tener 20 años y querer utilizar estos pañales..... o tener 30 años y querer estar en quinto y en alevines...........
    3. Por eso la 1ª comunión no vale de nada si nos quedamos aquí… y no seguís creciendo en sabiduría, en conocimiento de Dios y de los demás.....y esto es para muchos una novedad....
  5. Hoy en las lecturas de la Palabra se nos repite: Lo nuevo
    1. Cuando Jesús estaba en la última cena… sabiendo que era la última vez que se reunía con ellos…Jesús le dijo lo más importante… y hoy nos lo dice a nosotrosAmaos unos a otros como Yo os he amado.
  6. ¿Dónde está lo nuevo?

martes, 14 de mayo de 2019

ENTREVISTA A JUAN CARLOS - MARTA GARAY - SOBRE LAS PRIMERAS COMUNIONES

Con la llegada del mes de mayo nos acercamos a la celebración del sacramento de la Eucaristía desde el testimonio de las familias y los niños que lo reciben por primera vez. Se trata de uno de los momentos más importantes que un niño vive en su infancia, ya que espiritualmente está preparado para recibir el sacramento de la Eucaristía. Mientras que, para la comunidad católica, es un acontecimiento que recibe la familia y debe ser vista como una gran fiesta de la fe. Del Sacramento de la Eucaristía vamos a hablar los próximos minutos con el delegado de catequesis de nuestra Diócesis, Juan Carlos Plaza, muy buenas tardes.
Hola Marta, buenas tardes, buenas tardes a todos los que nos escuchan a través de COPE.
- Con los tres sacramentos de la Iniciación cristiana, -Bautismo, 1ª Comunión y Confirmación- se ponen los fundamentos de toda vida cristiana. ¿De qué manera?
Pues por medio de ellos se comunican los tesoros abundantes de la vida divina. Y es así desde los tiempos de los apóstoles, los sacramentos de la Iniciación Cristiana, con sus etapas, son el camino válido para ser cristiano. 
El Bautismo es como el pórtico de la vida en el Espíritu, como un nuevo nacimiento, es el sacramento de la fe. 
La Confirmación es la fuerza del Espíritu, la plenitud de la gracia bautismal, el sello y la marca de la identidad cristiana.
La Eucaristía es el manjar de la vida eterna, propiamente es el alimento que culmina la Iniciación cristiana, la fuente y la cumbre de la vida eclesial, el compendio de la fe. 
Y aunque no sea sacramento propio de la Iniciación cristiana, se incluye la primera penitencia que se celebra antes de la primera comunión, en la que se recibe el perdón, la misericordia de Dios. 

- ¿Qué supone para los niños que se han estado preparando en catequesis participar por primera vez en la Eucaristía?
            Pues los niños, que han estado preparándose para este momento durante unos años, para ellos supone un gran acontecimiento; sus catequistas, sus papás, incluso en el colegio, les han podido ayudar a caer en la cuenta del paso tan importante que van a dar, ellos desde su comprensión esperan recibir a Jesús en su corazón. Lo que pasa, desgraciadamente, es que esto, que es tan grande para los niños y para la Iglesia, queda un tanto difuminado por otra serie de condicionantes que nublan de alguna manera lo central: recibir a Jesús en la Eucaristía.

- ¿Cuáles son los ritos que caracterizan a este Sacramento?
            Pues mira, al principio me preguntabas por los fundamentos de la Iniciación cristiana, y es que la Iniciación cristiana es un proceso, el proceso que va de la no fe a la fe, es un proceso de conversión por medio del cual las personas nos hacemos cristianos. Es verdad dentro de este itinerario se reciben los sacramentos, pero hay un camino, en el que claramente ha habido algunos ritos, que es lo que llamamos celebraciones, entregas, etc. ¿no? Tal y como se recogen –por ejemplo- en el catecismo Jesús es el Señor. Y se nos proponen, por ejemplo, la entrega del catecismo, la cruz, el credo, la oración del Padre Nuestro, la celebración de la renovación de las promesas bautismales, etc. que se han de realizar a lo largo de los años de catequesis.
            La Primera Comunión, como no podría ser de otra manera, es la celebración de la Eucaristía: Ritos de entrada, acto penitencial, escucha de la Palabra, ofertorio, plegaria eucarística, oración del padre nuestro, paz, comunión, bendición y envío. Estas son las partes de la Eucaristía. 
            Voy a hacer un poco autocrítica, a veces nuestras celebraciones son compendio de lo que se debería realizar a lo largo de la catequesis, de las celebraciones previas a la de la Primera Comunión, y convertimos en la celebración del Domingo. una macro celebración, que muchos cristianos van a intentar esquivar. 

jueves, 9 de mayo de 2019

Homilía de Juan García para Misas con niños - Domingo 4º Pascua Ciclo C

Lecturas: Hch 13,14.43-52 Sal 99 Ap 7,9. 14-17 Jn 10,27-30

Hechos: Pedro y los demás anuncian en la sinagoga y a la semana siguiente mucha gente va a escucharles. Dicen: A vosotros los nuestros antes que a nadie había que anunciaros la Palabra de Dios. Muchos lo siguieron, pero los importantes se pusieron en contra y les persiguieron.
Salmo: Somos su pueblo y ovejas de su rebaño.
Apocalipsis: El cordero será el pastor y los conducirá hacia fuentes de agua viva.
Juan: Yo las conozco y ellas me siguen


Signos que vamos a utilizar:


Vamos a necesitar un pañuelo y  un niño con los ojos tapados. Este niño sale por el centro del pasillo, ponemos ante él obstáculos como por ejemplo un banco en medio del pasillo, una madre o un catequistas lo va guiando, otros niños tratan de equivocarlo e incluso de atraerlo hacia caminos malos (BEBE ALCOHOL Y DIVIÉRTETE, VENTE CON LA MOTO, NO VAYAS A CLASE ES UNA TONTERÍA…) pero la madre le va diciendo: “Tú conoces mi voz y sabes que quiero lo mejor para ti, sígueme y ven hacia donde está Dios que es lo mejor para tu vida.. y lo va atrayendo hacia los escalones que suben al altar)

HOMILÍA

1) Estamos en Pascua, es el tiempo en el que nosotros aprendemos a seguir a Jesús Resucitado, al único Dios, que ha muerto y ha resucitado para enseñarnos el camino de la verdadera vida, del bien.
a) Esto es lo que significa hacer la primera comunión, consiste en seguir el camino de Jesús por la vida, pero no esta semana, ni este año, sino siempre.
 b) Y por ello necesitamos alimentarnos, para tener fuerzas y no dejarnos guiar por otros caminos. Porque la vida vuestra y la de todos consiste en ir eligiendo en nuestra vida por unos caminos u otros.
2) Porque hay muchos caminos distintos, y  hay muchos guías distintos… unos nos llevan hacia lo bueno y otro nos llevan hacia lo malo.
a) ¿Sabemos distinguir los buenos de los malos caminos?

lunes, 6 de mayo de 2019

NIÑOS DE COMUNIÓN


            En cuanto comienza el mes de mayo se empieza a ver multitud de niños por la calle vestidos con los trajes típicos de la Primera Comunión. 
Las iglesias se engalanan de flores, signos, símbolos y ofrendas, para acercar el Misterio a los más pequeños con uso de razón de la comunidad. Que no se quede ni un solo niño sin su participación. Así se convierten las Eucaristías Dominicales de la Pascua en “macrocelebraciones” en la que se pretende hacer todo lo que se recomienda hacer a lo largo del tiempo de la catequesis como preparación a la Iniciación del Sacramento de la Eucaristía, me refiero a las celebraciones, como por ejemplo de las promesas bautismales, de la luz o del agua, etc.; o a las entregas, como, por ejemplo, de la cruz, del credo, etc. 
Los catequistas también lucen sus mejores galas y los sacerdotes nos revestimos con los mejores ornamentos: la ocasión lo merece. 
Son paseíllos de gente que reluce y posa para multitud de fotos que después se mostrarán en múltiples de redes sociales; hoy, se dice, se lleva el “postureo”. En estas celebraciones gusta participar y conseguir un buen puesto, que contrasta con las celebraciones dominicales donde cuesta la participación más plural, especialmente de los papás, y de participar y sentarse junto a los niños en los primeros bancos de la iglesia.
Y después de la celebración los restaurantes repletos de banquetes con invitados que se empiezan a descorbatar a medida que el día va declinando. 
Realmente es un día muy emocionante, lo ha de ser especialmente para los padres que han acompañado a sus hijos durante este tiempo desde el despertar religioso hasta la incorporación a la Mesa del Señor, también lo es para aquellos que les han acompañado en la catequesis: catequistas y sacerdotes. Pero, realmente, tal y como acontece todo, ¿no deberíamos replantearnos todo esto? ¿no estaremos exagerando? ¿no deberíamos ir a las fuentes, que se encuentran en el Evangelio, y poder secundar lo que el Señor propone en las Bienaventuranzas, en las parábolas, en la oración del Padre Nuestro, en definitiva, en el talante o modo de proceder que se percibe durante su vida pública? 
Ir hacia delante, impulsados por el Espíritu, es  buen criterio de discernimiento, pero también habrá que mirar por los retrovisores que nos permitan no olvidar el Camino, la Verdad y la Vida.

viernes, 3 de mayo de 2019

Homilía de Juan García para Misas con niños - Domingo 3º de Pascua

Lecturas: Hch 5,27-32. 40-41 Sal 29 Ap 5,11-14 Jn 21,1-14

Hechos: Los sumos sacerdotes les dicen: os habíamos prohibido hablar de Jesús, en cambio habéis llenado el pueblo de sus enseñanzas. Nosotros somos testigos, lo hemos visto. Los apóstoles salieron contentos de haber merecido aquel castigo por el nombre de Jesús.
Salmo: Te ensalzaré Señor porque me has librado, me sacaste del abismo y me hiciste revivir.
Apocalipsis: Digno es el cordero degollado de recibir la gloria y el honor. Todos respondieron Amén.
Juan: Jesús se aparece a los discípulos mientras pescaban. Estaban juntos. Pedro dice que va a pescar y los demás le siguen. Jesús se aparece y les dice que echen las redes donde el decía, y salen llenas. Juan dice “es el Señor, le reconoce. Cuando salieron, Jesús tenía preparado la comida, pan y pescado.

SIGNOS QUE VAMOS A REALIZAR:

Vamos a escenificar la cadena de transmisión de la fe. Un joven llama a dos más y los toma de las manos, y les dice "Dios te ama". Cada uno de estos dos llama a otros dos, y les dice "Dios te ama", unos se ríen y se sueltan de la cadena, otros siguen la cadena.... hasta nuestros días.

HOMILIA

1) Qué alegría da ver la Iglesia llena…qué contento tiene que estar Dios al ver que estamos cumpliendo con nuestra misión de anunciar a los nuestros la salvación..
a) Diréis..faltan muchos… es cierto, pero somos libres de elegir unos caminos u otros.
2) Por eso, en este 3º Dgo de Pascua…… vamos a ver en lo que se parece la situación que viven los discípulos a la nuestra de cada día…
a) Los discípulos … han encontrado su misión en medio del mundo… la de continuar la labor que Jesús comenzó….. la de instaurar el reino de Dios, que no es un reino de poder y de fuerza, sino de servicio y de amor.
b) Los discípulos tuvieron muchos inconvenientes, fueron arrestados, amenazados, encarcelados…….pero ellos, que tenían la experiencia de ver a Jesús resucitado no tenían miedo de nada…. y obedecían a Dios antes que a las leyes humanas injustas
c)  Y gracias a esa labor de siglos de Iglesia en la que se ha ido transmitiendo la fe…. ha llegado a nosotros….Nosotros somos esos peces….. que la Iglesia va pescando en medio del mundo…..

miércoles, 24 de abril de 2019

ENCUENTRO REGIONAL DEL CATEQUISTA - BURGO DE OSMA - 4 DE MAYO



PASCUA

Jn 20, 19-31

En Pascua se nos invita a ahondar en nuestra fe. Eso tiene sus riesgos y posibilidades. Algunos quedan atrapados en la perplejidad, la eterna duda, esperar algo espectacular ajeno a la armoniosa y cotidiana luz del encontradizo de  Emaús… 
La Pascua nos compromete. Comulgar es tocar el costado de Cristo. Es recibir, nada más y nada menos, que su Corazón. Esto no nos puede dejar igual. Conmueve y renueva, despierta y nos pone las pilas. Seamos Iglesia esperanzada o Iglesia convaleciente, la eucaristía nos permite entrar en la dinámica de la vida del Resucitado y su compromiso con los más excluidos. Si no tenemos estos días el corazón cerca de Sri Lanka, mal asunto.
Y es que la Pascua es mucha Pascua. Sigamos disfrutando de las escenas que nos regala el Evangelio.

Dibu: Patxi Velasco FANO
Texto: Fernando Cordero ss.cc.

martes, 23 de abril de 2019

RESUCITÓ


Por fin llegamos a nuestro destino: Jesucristo, nuestra Pascua, ha resucitado. Mereció la pena andar este duro camino, como la vida misma, para llegar hasta aquí y encontrarnos como comunidad cristiana que celebra con alegría que Jesús, el Hijo de María, ha resucitado. La Iglesia se llena de gozo porque la vida ha vencido a la muerte y la esperanza llena la faz de la tierra y hace todas las cosas nuevas.
Precisamente esa es ahora la señal: la alegría, además de la fe, la esperanza, la caridad que nos hará estar más cerca los unos de los otros, que nos ayudará a ponernos en el lugar del otro, en muchas ocasiones habremos de ver el rostro del Señor en los crucificados de este tiempo, habremos de ver el Señor cada vez que nos crucifiquen o que sintamos el peso de la cruz.
            Es el tiempo de la fe y de las obras, de la confianza y del compromiso, no nos resistamos a la Resurrección del Señor, no paremos el reloj de la historia, en palabras del Papa Francisco a los jóvenes: nos encontramos en “el ahora de Dios”. La Historia de la Salvación comenzó hace muchísimo y en la noche de la Pascua nosotros la recogemos ampliamente, agradecidos de que Dios se haya hecho presente en todos los momentos de nuestra vida, no en unos momentos más que en otros, no solo cuando las cosas nos sonríen o parece que nos van bien, no en la Pascua menos que en la Semana Santa.
            Por favor, no busquemos a Cristo en el sepulcro, que no permanezca su persona como muerta en nosotros, busquemos al que es Camino, Verdad y Vida en medio de los que vivimos. Alegrémonos porque esto es así, no nos dé miedo esta nueva situación; Cristo no es un fantasma, es nuestro Dios y hombre verdadero, que el Padre lo ha resucitado de entre los muertos. Resurrección a la que nosotros estamos llamados, por eso, por favor, vivamos nuestra fe y alimentémosla constantemente: orando, hablando con el Señor como un amigo habla con otro amigo, enseñando a orar a vuestros hijos, es más, orando con ellos, participando de la Eucaristía más que oyendo Misa, animando con nuestra alegría y nuestra presencia a otros a optar por la fe en el Señor y su Iglesia, celebrando los sacramentos, viviendo como Dios manda.
            Demos cuenta de lo que hemos visto y oído, con alegría, con profundidad, con certeza. En el encuentro del Resucitado con sus discípulos, con las mujeres, con seguridad, también con su Madre, nos manifiesta su paz, no hay porqué tener ya miedo y nos indica un legado: id y anunciad, el Reino de Dios que Él nos proclama cada Domingo en el Evangelio.

jueves, 18 de abril de 2019

HOMILÍA MISA CRISMAL - PAPA FRANCISCO

El Evangelio de Lucas que acabamos de escuchar nos hace revivir la emoción de aquel momento en el que el Señor hace suya la profecía de Isaías, leyéndola solemnemente en medio de su gente. La sinagoga de Nazaret estaba llena de parientes, vecinos, conocidos, amigos... y no tanto. Y todos tenían los ojos fijos en Él. La Iglesia siempre tiene los ojos fijos en Jesucristo, el Ungido a quien el Espíritu envía para ungir al Pueblo de Dios.
Los evangelios nos presentan a menudo esta imagen del Señor en medio de la multitud, rodeado y apretujado por la gente que le acerca sus enfermos, le ruega que expulse los malos espíritus, escucha sus enseñanzas y camina con Él. «Mis ovejas oyen mi voz. Yo las conozco y ellas me siguen» (Jn 10,27-28).
El Señor nunca perdió este contacto directo con la gente, siempre mantuvo la gracia de la cercanía, con el pueblo en su conjunto y con cada persona en medio de esas multitudes. Lo vemos en su vida pública, y fue así desde el comienzo: el resplandor del Niño atrajo mansamente a pastores, a reyes y a ancianos soñadores como Simeón y Ana. También fue así en la Cruz; su Corazón atrae a todos hacia sí (cf. Jn 12,32): Verónicas, cireneos, ladrones, centuriones...
No es despreciativo el término “multitud”. Quizás en el oído de alguno, multitud pueda sonar a masa anónima, indiferenciada... Pero en el Evangelio vemos que cuando interactúan con el Señor —que se mete en ellas como un pastor en su rebaño— las multitudes se transforman. En el interior de la gente se despierta el deseo de seguir a Jesús, brota la admiración, se cohesiona el discernimiento. 
Quisiera reflexionar con ustedes acerca de estas tres gracias que caracterizan la relación entre Jesús y la multitud.
La gracia del seguimiento
Dice Lucas que las multitudes «lo buscaban» (Lc 4,42) y «lo seguían» (Lc 14,25), “lo apretujaban”, “lo rodeaban” (cf. Lc 8,42-45) y «se juntaban para escucharlo» (Lc 5,15). El seguimiento de la gente va más allá de todo cálculo, es un seguimiento incondicional, lleno de cariño. Contrasta con la mezquindad de los discípulos cuya actitud con la gente raya en crueldad cuando le sugieren al Señor que los despida, para que se busquen algo para comer.

viernes, 5 de abril de 2019

SINTONIZAR CON LA HUMANIDAD DE JESÚS EL SEÑOR

         En este tiempo en el que nos acercamos al Triduo Santo –pasión, muerte y resurrección del Señor- la Iglesia nos sugiere sintonizar con los sentimientos de Cristo, tal y como recoge la tradición cristiana, por ejemplo, en el ejercicio del Viacrucis.
         Los catequistas de Iglesia en Castilla hemos podido tener la oportunidad de contemplar en la oración cada uno de estos misterios de la vida de Jesús el Señor, misterios de nuestra fe, en los Ejercicios Espirituales que hemos vivido en el Centro Diocesano de Espiritualidad del Corazón de Jesús en Valladolid.
         A través de la aplicación de todos nuestros sentidos podemos contemplar cada una de esas escenas como si se tratase de una película cuyo director somos nosotros mismos. Por ejemplo:
         Ver lo que ocurre, haciendo uso de la vista imaginativa. Eso lo podemos encontrar en el texto del Evangelio, que siempre podemos recrear con otros pasajes, también de la Palabra. Para ello nos pueden ayudar los textos de cada día. ¿Cómo es el escenario en el que se representa cada secuencia? ¿En quién me veo representado?
         Escuchar qué se dice. ¿Quién lo dice? ¿Cómo lo dice? ¿Cuántas veces lo dice? ¿Con qué actitud? ¿Qué digo yo?
         ¿A qué huele?Ciertamente, ¡la creatividad al poder! Depende qué pasaje, si es exterior o interior, en un lugar o en otro, producirá un olor distinto.
         Saborearsi hay posibilidad de hacer, ¿a qué sabe esto o lo otro?
         Así como hacer uso del tacto: el rostro de Jesús, los vestidos, el suelo, el abrazo, el beso, las lágrimas, etc.
         Todo ello, como si presente me hallase en el lugar de los hechos, con la intención de afectarme por la persona de Jesús el Señor; compadeciendo con Él, en “comunión con Cristo” (DGC 80; CT 5), fin de la catequesis, siendo uno más con Él y, así, servirle en medio de este mundo. Todos, también los catecúmenos, estamos llamados a esta experiencia fontal de la vida cristiana: “para que siguiéndole en la pena, le podamos seguir en la gloria”. 

miércoles, 3 de abril de 2019

EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA CATEQUISTAS - IGLESIA EN CASTILLA

“TUS HERIDAS NOS HAN SANADO” 

            El pasado fin de semana un grupo de treinta catequistas de la Región del Duero – Iglesia en Castilla, tuvimos la oportunidad de pasar un fin de semana junto al Señor. Para ello utilizamos el método de San Ignacio de Loyola, los Ejercicios Espirituales
            En estos tiempos que corren y que queremos estar a la última en todo, también en lo que respecta a la formación, los medios que utilizamos, los instrumentos y recursos; estaría muy bien caer en la cuenta que al catequista lo que le conviene cultivar –en primer lugar- es su ser, su interior, pues ahí es donde se favorece el encuentro con Aquel que a través de sus heridas nos ha curado. 

            La catequesis tiene como objetivo último la comunión con Cristo, es decir, que aquellos que están en el proceso de conversión que conduce a la fe, sean uno con Jesús el Señor. Para ello, el catequista habrá de ser maestro y testigo de esta realidad.
            Pues nada mejor que comenzar por uno mismo.

miércoles, 27 de marzo de 2019

Homilía de Juan García para Misas con niños - Domingo 4º de Cuaresma - Ciclo C

Lecturas: Josué 5,9-12 Sal 33 2ª Cor Lc 15,1-3.11-32


Josué: Desde el día siguiente a la primera pascua vivida en la tierra prometida los israelitas empezaron a comer de los frutos de la tierra nueva.
Salmo: Gustad y ved qué bueno es el Señor.
2ª Cor: Dios nos reconcilió consigo mismo y nos encargó el servicio de reconciliar.
Lucas: Parábola del Hijo pródigo.
Signos que vamos a utilizar:

Tres niños, cada uno con un cartel, uno va a actuar como árbitro, otro como juez y una niña como madre. El árbitro va a decirle a otro niño que ha cometido un penalti y el niño discutirá con él, pero al final los hechos son los hechos. El juez discutirá con otro porque ha comprado un coche y ahora no puede pagar la letra y le van a quitar el coche, pero al final los hechos son los hechos y se lo quitarán. La madre discutirá con su hijo porque el hijo suspendía los estudios y le dijo que si volvía a suspender lo quitaría del colegio, pero el hijo le dice que se ha dado cuenta del error y que lo perdone, y la madre le perdona y le da otra oportunidad.


HOMILÍA


1) Estamos en el 4º Dgo de Cuaresma, hemos dicho que la Cuaresma es tiempo de mirar las cosas que podemos mejorar… de cambiar…de hacer las paces..de “reconciliarnos con Dios y con los demás”
2) Porque en la vida diaria vamos llenándonos de pecaditos y de errores, de faltas de amor hacia los demás.
a) Por seguir las tres tentaciones que dijimos en el 1º dgo de cuaresma: la vida fácil, el quererlo todo y hacer lo que nos da la gana…esto se ve claramente en las lecturas de este domingo.
b) Y porque cada uno quiere hacer lo que le da la gana, es necesario poner una serie de normas de comportamiento y de leyes que todos debemos cumplir: en el fútbol, en los negocios, en la vida…. Y si no las cumplimos somos castigados para que todo el mundo cumpla estas normas. Porque la justicia humana se basa en observar los hechos concretos.
i) Ejemplos: si en el fútbol un jugador hace una falta al contrario en su área, lo justo es penalizarlo con un penalti…. Y solamente se miran los hechos….. (Niño nº 1… la conversación del niño con el árbitro)
ii) O en un negocio si uno no paga, le quitan lo que ha comprado a plazos… (Niño 2 que es el juez que le quita el coche al que no puede pagar la letra correspondiente)
3) Pero hay otra justicia que es la justicia divina, que no se mide por los hechos sino por el amor, y que se llama misericordia, que es el ejemplo siguiente:
a) La niña que actúa como madre y le sigue dando otra oportunidad al hijo que lleva mucho tiempo sin estudiar, riéndose de la madre y suspendiendo las notas.

domingo, 24 de marzo de 2019

CELEBRACIONES Y ENTREGAS

         A lo largo del proceso de conversión que conlleva hacerse cristiano, la Iglesia como Maestra y Compañera de iniciados nos propone algunas celebraciones y entregas que se pueden realizar. Todas ellas las podemos encontrar en los distintos catecismos de la Iglesia Católica, adaptados a la edad de aquellos que están en los diferentes itinerarios que el Directorio diocesano para la Iniciación de los sacramentosnos propone, así como en los distintos Rituales, especialmente en el Ritual de la Iniciación Cristiana de Adultos(RICA).
         En la etapa del despertar religioso (3 a 6 años) o precatequesis, la parroquia conoce a los padres de los niños, los acoge y motiva en el camino de Jesús el Señor. Precisamente en el primer encuentro-convocatoria se le puede entregar a los papás el nuevo catecismo de la Iglesia para esta edad: Los primeros pasos en fe del camino del Señor; toda una referencia tanto para el niño como para la familia.
         En la etapa de la Iniciación cristiana (7 años), al inicio del curso se puede hacer entrega del catecismo Jesús es el Señor. Para el caso de los niños, que, a esta edad, aún no están bautizados, sería el momento de inscribirlos en el libro de los catecúmenos. En esta etapa se puede hacer entrega de la Cruz, santo y seña de todo cristiano.
         Al siguiente año (8 años) se les puede hacer entregar del Padre Nuestro, propuesta de oración que nos hace el mismo Jesús el Señor. Al culminar este período se podría dar el paso de celebrar el Sacramento de la Reconciliación durante el tiempo cuaresmal.
         A la edad de los 9 años y durante el tiempo del adviento se puede hacer entrega a los catecúmenos del Decálogo y en el tiempo pascual: la incorporación a la Mesa del Señor, la Eucaristía.

sábado, 23 de marzo de 2019

Homilía de Juan García para Misas con niños - Domingo 3º Cuaresma - Ciclo C

Lecturas: Ex 3,1-8.13-15 Sal 102 1ª Cor 10,1-6.10-12 Lc 13,1-9

Éxodo: Yo soy el Dios de tus padres, he visto la opresión de tu pueblo, voy a bajar para liberarlos. Moisés le dijo: Yo iré en tu nombre a los israelitas diciendo que tú me has enviado.

Salmo: El Señor es compasivo y misericordioso.1ª Corintios: La vida del pueblo con Moisés en el desierto fue escrita para escarmiento nuestro, por lo tanto el que se cree seguro, cuidado, no caiga.
Lucas: Si no os convertís todos pereceréis de la misma manera. El dueño de la higuera vino durante tres años a buscar fruto y al no encontrarlo dijo: córtala. Pero el viñador le pidió un año más. Yo cavaré y la prepararé, si no da fruto la corto.

Signos que vamos a utilizar: ….un niño con el cartel de “Inmigrante” explica su situación,. Dos niños con el cartel de “Desahucio", explican su situación. Una niña con el cartel de “abuelita sola” explica su situación. Y todos le piden ayuda a Dios. Después varios niños van saliendo dando respuesta a los que  van pidiendo ayuda.

HOMILÍA

1) Estamos en el 3º Dgo de cuaresma, es un tiempo de intimidad personal con Dios. Un Dios que viene a anunciarnos un camino de felicidad y de salvación no solo para mí sino para todos los habitantes de este mundo…. ¿Y qué falta hace?
a) Parece que en el mundo no hay más que malas noticias, quizás porque las buenas noticias no venden diarios ni periódicos, y sólo vemos: el paro, desahucios, la corrupción,  la inmigración, el hambre en el tercer mundo, las guerras, la crisis económica, la falta de valores….
b) A veces nos sentimos tan esclavizados, tan llenos de malas noticias por las circunstancias de nuestra vida, como lo estaba el pueblo hebreo en Egipto
c) Salen varios niños:
i) Uno con el cartel de “inmigrante”, diciendo “Dios mío ayúdame”. Le preguntamos ¿Qué te pasa?.. no tengo papeles para trabajar, dejé mi país buscando pan, trabajo; tengo familia que alimentar… y no encuentro nada….
ii) Varios niños, con carteles de “desahucio”, diciendo “Dios mío, ayúdame”. Le preguntamos ¿Qué te pasa?. Nuestros padres se han quedado parados, no tenemos dinero para pagar la hipoteca, nos echan de nuestras casas, no tenemos nada para vivir.
iii) Una niña sale con el cartel de “Abuela”, diciendo “Dios mío, ayúdame”. Le preguntamos ¿Qué te pasa?. Estoy sola, no viene nadie a verme.
2) (1ª Lectura) Dios está llorando cuando ve estas cosas , y Dios se apiada de su pueblo esclavizado en Egipto que pide ayuda a gritos, y se apiada de los que siguen pidiendo ayuda hoy…
a) Dios no se queda nunca con los brazos cruzados ante el sufrimiento de las personas….Dios siempre actúa….
3) Y para cambiar las cosas, en la primera lectura, ........... Dios forma, elige y envía a Moisés

sábado, 16 de marzo de 2019

Homilía de Juan García para Misas con niños - Domingo 2º de Cuaresma - Ciclo C - LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR EN EL MONTE TABOR

Lecturas: Gn 15,5-18 Sal 26       Fil 3, 17 - 4,1      Lc 9, 28-36

Gn: Dios dijo a Abraham: Mira el cielo  ycuenta las estrella... así será tu descendencia.. 
Sal 26: El Señor es mi luz y mi salvación, es la defensa de mi vida, quién me hará temblar
Filipenses: Hermanos sed imitadores míos, y no seáis como aquellos que tienen a dios como su vientre y a su gloria las vergüenza.
Lc: Toma Jesús a Pedro, Santiago y Juan y los llevó a un monte alto, y delante de ellos se transfiguró de forma que su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos como la luz; y en esto se aparecieron Moisés y Elías que conversaban con Jesús. Pedro dijo a Jesús: qué bien se está aquí, vamos a hacer tres tiendas. Y una voz dijo: este es mi hijo amado en quien me complazco, escuchadle. Jesús dijo, no tengáis miedo, pero no contéis a nadie esto hasta que haya resucitado el hijo del hombre 
SIGNOS QUE VAMOS A UTILIZAR:

1.- Un ventilador, que lo tenemos que calibrar en la velocidad adecuada para que cumpla el fin que deseamos.
2.- Cajitas hechas de papel con los nombres de varios niños/as, que el viento va a arrastrar con facilidad cuando están vacías.
3.- Hojitas de papel con el texto: Ilusión, esperanza, sueños, proyectos, vocación, futuro, etc. Estas hojillas tienen que caber dentro de las cajitas de papel. (tienen que ser arrastradas por el viento, aunque con menos fuerza que cuando están totalmente vacías)
4.- Tarjetitas de cartón o de cartulina, que también tienen que caber dentro de las cajitas de papel, con textos como: Amor de Dios, Confianza en Dios, Espíritu de Dios, Cambio, Conversión, Fuerza Divina. (De forma que cuando las echamos en alguna de las cajitas, ya no son llevadas por el viento del ventilador)
HOMILÍA

1)   Estamos en el 2º Domingo de Cuaresma, y hemos dicho que la Cuaresma es un tiempo para pararnos y pensar:
a)   ¿Soy un buen hijo, un buen amigo, un buen nieto, ayudo en casa, estudio, rezo, pido perdón?… ¿me parezco en mi forma de ser a Jesús niño.?
b)   Y si no lo estamos haciendo bien hay que pedir perdón y cambiar.
c)   Pero qué difícil es cambiar. Y de esto es de lo que nos habla hoy la Palabra.
2)   Vivimos en un mundo dirigido y manipulado para provocar el : tener, el querer, el poder y el placer.  Y sin darnos cuenta nos vamos convirtiendo en robots que queremos todo, que deseamos todo, comprarlo todo…
a)   Tan acostumbrados a ver películas y juegos virtuales, que ya no sabemos diferenciar la sangre de la salsa de tomate y los muertos de verdad de los virtuales, y el sufrimiento de los juegos.
b)   Estamos dirigidos por las modas y la publicidad ,  y esto está representado por UN VENTILADOR..
c)   El viento es tan fuerte que arrastra todo lo que encuentra a su alrededor (PONEMOS ANTE EL VENTILADOR CAJITAS DE PAPEL CON NOMBRES, PERO QUE EL VIENTO ARRASTRA EN LA DIRECCIÓN QUE QUIERE)……. Así nos puede pasar a nosotros…..