lunes, 26 de junio de 2017

VI ENCUENTRO DIOCESANO DE NIÑOS DE CATEQUESIS

"María nos conecta con Jesús", otra manera de decir la clásica expresión "A Jesús por María". Este fue el lema de nuestro último encuentro diocesano de niños de catequesis, que este año tuvo lugar en la ermita de Cristo Rey de la localidad de Íscar.

Casi un centenar de niños se hizo presente, de parroquias del mundo rural como: Rodilana, Íscar, Cigales, La Cistérniga, Pedrajas de San Esteban y Medina del Campo.

Este encuentro suele ser la víspera de la Solemnidad del Corpus Christi y tiene varios objetivos: prepararnos para dicha fiesta, celebrar la primera comunión de los niños que se hacen presente y que la han ido celebrando en sus distintas parroquias, también una manera d provocar un encuentro extra parroquial. Este último objetivo tiene mucho interés porque los niños pueden tener una convivencia con niños que no conocen, además de poder reconocer que la vida de la Iglesia y el ser cristiano se extiende más allá de su parroquia.

Un gran grupo de catequistas fueron los encargados de desarrollar la jornada. Los catequistas de Íscar fueron los encargados del mayor peso del día. También los de La Cistérniga, Medina del Campo y Rodilana.

Este día, para los niños que participan no deja de ser una jornada feliz. Hay niños que han participado en todos los encuentros hasta el día de hoy.

Al final nos visitó D. Luis Argüello, obispo auxiliar de la diócesis, y nos presidió la Eucaristía. Los niños, catequistas y familias participaron activamente.

jueves, 22 de junio de 2017

CORAZÓN DE JESÚS


         La devoción al Sagrado Corazón de Jesús está muy arraigada en nuestra diócesis vallisoletana.
         La palabra corazón nos habla del centro, del núcleo, de algo muy importante, por ejemplo, de un órgano vital del cuerpo humano. Efectivamente Cristo es el corazón de la Iglesia y, por ende, desea ser el corazón de las personas, por eso desea reinar o morar en nuestro pobre corazón.
Jesucristo es el corazón de la catequesis, el fin hacia el que caminamos; aspiramos hacia la plena comunión. Y todo nuestro afán es poder estar con Él, es decir, que cada vez seamos nosotros menos y Él más. Realmente estando en la presencia de Dios, todos nos podemos sentir importantes, aunque estemos con las manos vacías, pues seguro tendremos el corazón lleno. Por eso el proceso de Iniciación cristiana conduce a la conversión de nuestro corazón, un corazón a veces duro y poco sensible con las necesidades de los demás.
Aquellos que están en el proceso de ser cristianos, están llamados a conocer a Jesús, quien conoce al Señor de verdad, le amará, le seguirá y le servirá. Quienes se conocen pueden llegar a amarse.

         El Corazón de Cristo mana, palpita, late; desea donarnos su vida, especialmente en la Eucaristía. Su presencia real, tanto en la Eucaristía como en el Sagrario nos permite vivir en comunión con Él y con el prójimo.

miércoles, 21 de junio de 2017

SAN LUIS GONZAGA, SJ.

Daba horror ver a tantos que se estaban muriendo. Andaban desnudos por el hospital y se caían muertos por los rincones y por las escaleras, con un olor insoportable. Yo vi a Luis servir con alegría a los enfermos, desnudándolos, metiéndolos en la cama, lavándoles los pies, arreglándolos, dándoles de comer, preparándolos para la confesión y animándolos a la esperanza. Luis no se separaba de los más enfermos y de peor aspecto.
Luis había optado por entregarse a fondo. Por eso, de nuevo, arriesgó en favor de otros. Aquella tarde, cuando iba al hospital de la Consolación, encontró a un apestado que, inconsciente, yacía en medio de la calle. Lo abrazó, lo echó a los hombros y a pie lo llevó a la Consolación. Allí lo atendió. Ese mismo día empezó la fiebre y el malestar. Fue el último de tantas personas enfermas que cuidó.
Hay una época en la vida en la que uno tiene la suficiente madurez y todas las energías para lanzarse hacia lo que merece la pena. Lo llamamos juventud y suele ser el periodo más feliz, más incierto y recordado de nuestras vidas. Ese momento donde se percibe la libertad, las posibilidades y, también, el riesgo. Para muchos es el momento de descubrir algo por lo que dar la vida, una fuerza a entregarse en favor de lo que es bueno de verdad. Para Luis Gonzaga la juventud fue toda la vida que tuvo. Así lo eligió y fue una vida plena. No fue un temerario que no pensaba en las consecuencias. Al contrario, jugó su carta porque prefirió entregarlo todo por amor a una vida cómoda o larga.
Luis Gonzaga es patrón de la juventud. Quizás lo debería ser del discernimiento y la valentía. El patrón del que lo apuesta todo a un valor seguro: el reino de Dios.

domingo, 18 de junio de 2017

HOMILÍA DE JUAN GARCÍA PARA MISAS CON NIÑOS - CORPUS CHRISTI

Lecturas: Dt 8, 2-3. 14-16 Sal 147 1ª Cor 10, 16-17 Jn 6, 51-59

Deuteronomio: Recuerda el camino que Dios te ha hecho recorrer para ponerte a prueba y conocerle. Recuerda todo lo que el Señor ha hecho contigo.
Salmo: Glorifica al Señor, Jerusalén. Ha puesto paz en tus fronteras. Con nadie obró así.
Corintios: El cáliz y el pan nos unen al cuerpo y la sangre de Cristo. Quien coma de mi pan, vivirá para siempre.
Juan: Yo soy el pan bajado del cielo para que le dé vida al mundo. Si no coméis mi carne y bebéis mi sangre, no tenéis vida en vosotros, y yo lo resucitaré en el último día. Habita en mí y yo en él. Vivirá para siempre.

SIGNO A UTILIZAR

Vamos a utilizar dos signos, el primero de ellos es un trofeo de fútbol (una copa), de las que vamos enseñando a todos porque nos sentimos orgullosos de lo que hemos conseguido. El otro signo es un trozo de carne (Una chuleta) y un trozo de pan con un vaso de agua. 

HOMILÍA

1)      Una vez terminada la Pascua, hay tres fiestas que nos tratan de explicar con signos claros, cómo es Dios, y cómo desea que seamos nosotros como cristianos: Stma. Trinidad, Corpus Cristy, y el Sgdo Corazón de Jesús. .... 
a)      Hoy celebramos la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Y es para nosotos tan importante que después de esta celebración saldremos por nuestras calles en procesión, celebrando esta fiesta.......¿Y qué celebramos?
2)      Cuando un equipo gana una competición, le dan un premio, un trofeo que exhibe con orgullo por su pueblo (El Madrid ganó la liga y se fue a celebrarlo a "las Cibeles" con la copa en la mano)... Pues esto es algo parecido a lo que nosotros celebramos, y que para nosotros es tan importante que lo sacamos a la calle orgullosamente.. ¿Y qué es?
a)      La liga es muy importante, pero quizás el año próximo la gane otro equipo y no nos acordaremos de este año.... ¿Qué cosa es tan importante para nosotros? ¿Qué es lo más importante? ¿Lo que nos hace más felices? .... EL AMOR.....
3)      Estamos tan contentos porque alguien me quiere tanto, que ha sido capaz de dar su vida por mí... tengo que estar feliz.... uno de los símbolos es "El pelicano" que ama tanto a sus crías que se va arrancando a trozos su propio cuerpo para alimentar a sus crías, con la gran satisfacción de que sus crías siempre llevarán en ellas una parte de su madre, porque su trozo de carne se hará carne nueva en ellas.

sábado, 10 de junio de 2017

Homilía para Misas con niños de Juan García - Domingo "Santísima Trinidad"

CICLO A – DGO DE LA STMA TRINIDAD.  10.06.2017 
Lecturas:  Ex 34,4-9   Sal Dn 3,52-56   2ª Cor 13,11-13    Jn 3,16-18

Éxodo: Moisés subió al monte Sinaí con las tablas de la ley, y Dios se proclamó compasivo y misericordioso, que nos perdona nuestras culpas y nos ha tomado como heredad suya.
Salmo: A ti gloria y alabanza por los siglos.
2ª Cor: Enmendaos, tened un mismo sentir y la gracia de nuestro Señor Jesucristo os llenará de paz.
Juan: Tanto amó Dios al mundo que nos envió a Jesucristo para que el mundo se salve por él. El que no cree ya está juzgado.

SIGNOS QUE VAMOS AUTILIZAR:

Varios niños/as  voluntarios les planteamos un juego, en el que le vamos preguntando  la siguiente pregunta.... y apuntando las respuestas en una pizarra dividida en dos partes,   o en una cartulina grande por una parte,  con un rotulador gordo. ¿Decidme las 5 cosas más importantes que tienes en tu vida? (sin aclarar más la pregunta) posiblemente digan: La play, la TV, el ordenador, ….... pero si se van despistando les guiamos, indicándoles cuáles son las cosas que sin ellas no serían felices.... Luego cuando pongamos las cinco, les decimos que ahora tienen que elegir tres, y después que elegir una.... seguro que eligen la familia....Luego escribimos la Palabra AMOR como la clave de nuestra familia..
Con otra parte de la pizarra, o con la parte de atrás de la cartulina... vamos escribiendo las personas que forman parte de la Familia de la Santísima Trinidad.... como si fuese un árbol genealógico... y ponemos que la clave de esta familia también es el amor... haciendo comparar ambas familias como las dos familias en las que apoyamos nuestra vida.
 HOMILÍA
 
1)       Hoy nos reunimos con una fiesta muy especial...
 
a)        la festividad de la Trinidad, algo muy importante para la Iglesia y por lo tanto para cada uno de nosotros, que formamos nuestra Iglesia....
b)      Fijaros si es importante que siempre comenzamos en el nombre  del P, H, ES, todas las celebraciones desde siempre.¿Qué querrá decir esto?
2)       Pero para entender mejor esto que celebramos hoy, os diría… juego con los jóvenes “las 5 cosas más importantes, las tres, la más importante….LA FAMILIA  explicarnos por qué habéis elegido a la familia.
a)       Creo que ellos, aun con los problemas propios que de jóvenes tenemos, entienden perfectamente
b)      .La familia es el lugar privilegiado donde nos aman, nos escuchan, desarrollamos nuestras capacidades, nos aman gratuitamente….
c)       Y si con una palabra pudiésemos resumir el significado, esta sería AMOR. (escribimos la palabra AMOR, en la pizarra de forma que lo llene todo)
3)       Esto es lo que hoy cele

viernes, 9 de junio de 2017

LOS DOMINGOS, PARA EL SEÑOR

A nadie se le escapa que la semana tiene siete días, pues, que menos, que el primero, el Domingo, se lo dediquemos al Señor. “Dedicar el día al Señor” quiere decir: un día para descansar, estar en familia y celebrar la Eucaristía.

         Es verdad, los tiempos cambian muy rápidamente, tanto que a veces ni nos enteramos en qué día vivimos, porque al final no distinguimos unos días de otros. El Domingo sirve para cortar con la rutina, para sugerir proyectos que surgen de la comunicación familiar, para hacer actividades juntos, para visitar algún familiar, para divertirse, para viajar, para leer, escuchar música, para dialogar en familia, para el ocio y el tiempo libre, para lavar el coche, para ir al cine, para ir a un parque natural de tantos como tenemos en nuestra comunidad, para salir con la bici, para pasear al perro, etc.
           Pero al final los domingos quedan sobrecargados por la demanda de la casa, la puesta al día de algunos trabajos pendientes, el no saber qué hacer e ir de compras. Lamentablemente algunos domingos se puede ir de compras, por ello los comercios pequeños reivindican que el “Domingo es para la familia”.
         Es verdad, que hay muchas profesiones que tienen que trabajar el Domingo, especialmente todas aquellas que están al servicio de la sociedad, pero esta –a veces- mirando su propio bienestar no reconoce algunos aspectos que están por encima del bien particular.
         Vivimos en un país con profundas raíces cristianas, nadie lo debería negar; nuestra cultura está inseparablemente unida a la religión cristiana. La gran mayoría de los españoles somos cristianos, por lo menos las estadísticas más recientes hablan de que casi tres cuartas partes de la población es cristiana. Estos datos autorizan a seguir marcando en el calendario los hitos más importantes de la vida de un cristiano: Navidad, Semana Santa y fiestas patronales. Es muy triste que a veces valoremos más lo de fuera que lo de casa. Protejamos nuestra cultura como patrimonio en medio de la diversidad.